Monday, March 27, 2017

Cómo invitar al PESAJ a los nuevos. Fundamentos.

COMUNIDAD DE GUERREROS ESPIRITUALES
Raíces Hebreas: El Regreso a Casa




Amados hermanos: consideramos que es necesario tener fundamentos para explicar acerca de Pesaj y también de las otras fiestas. A cualquier persona que no conoce de éste tema se le puede extender una invitación y una explicación sencilla de cómo y el porqué las celebramos. Aquí damos FUNDAMENTOS IMPORTANTISIMOS que todos nosotros deberíamos dominar.

Levítico 23:4-5
4 »Éstas son las fechas especiales para celebrar las reuniones santas en honor del Señor, y en las cuales deberán reunirse:5 »El día catorce del mes primero, al atardecer, se celebrará la Pascua en honor del Señor.

Éxodo 12:23-24. Acerca del PESAJ.
23 Cuando el Señor pase para herir de muerte a los egipcios, verá la sangre por todo el marco de la puerta, y pasará de largo por esa casa. Así el Señor no dejará que el destructor entre en las casas de ustedes. 24 Esta orden la respetarán ustedes y sus descendientes, como una ley eterna.

Ministerio Casa de Oración en Misión Avivamiento, y nosotros sus directores Adolfo y Cristina Ramírez tenemos el gusto de comunicarnos con ustedes y de extenderles una invitación para celebrar las fiestas del Señor, de tal manera de enseñar su transfondo, su razón de ser y las bendiciones que están escondidas dentro de cada Celebración que el Señor ordenó como estatuto por nuestras generaciones.

Nuestro ministerio es primeramente de Guerra Espiritual hermanos, en contínua batalla para ayudar a la liberación a gente que día con día acude a nosotros. Éso nos tiene en constante alerta, y cuidando que el enemigo no tome ventajas de nosotros. Por tanto no es fácil nuestro trabajo, es bastante agotante. 
Nos hemos extendido sólo a través del internet con gente alrededor del mundo que está siguiendo estudios bíblicos con nosotros y con redes de intercesión por todas las naciones. 

Discernimos que así es el llamado que Dios nos hizo y seguiremos haciéndolo de esa manera según entendamos que ése es el propósito de Dios para nosotros. No queremos nada para nosotros, no pretendemos promocionarnos, exaltarnos ni ganar prosélitos para nosotros. Nuestro celo como todos los que aman a Dios es tratar de hacer bien todo, y estamos en ésa lucha. Como guerreros y por ética ministerial sabemos que el Señor jamás va a bendecir a un ministerio que se roba ovejas de otra congregación. 

Es al contrario, buscamos la unidad, enseñar a otras congregaciones lo que hemos encontrado, el enriquecimiento espiritual y aunque muchos no entiendan nuestros puntos, pueden preguntarnos para no llenarse de prejuicios contra nosotros y juzgarnos sin siquiera haber escuchado nuestra defensa. 
Por eso, rogamos que sigan leyendo éste material hasta el final.

Tampoco presumimos que tenemos toda la verdad, estamos en la tarea de escudriñar y sólo transmitimos lo poco o lo mucho que hemos aprendido, con toda solicitud y responsabilidad. Y tenemos la capacidad de retractarnos si en algún momento hemos enseñado algo que no está bien. Que Dios nos siga guardando en el hueco de su mano!!  
El otro punto que debemos aclarar es que observamos las Raíces Hebreas. Ésto significa que tratamos de estudiar la Palabra desde su transfondo histórico hebreo original. Para éste propósito tenemos directrices o mentores que nos han ayudado a entender mucho transfondo hebreo bíblico. Además creemos que Antiguo y Nuevo Testamento tienen la misma importancia, toda la Biblia de principio a fin debe ser estudiada y considerada como un todo. Estudiamos todas las enseñanzas desde varios puntos de vista y escogemos una conclusión.  

Hay muchos ministerios que observan Raíces Hebreas y sin duda, eso no quiere decir que tengamos sus mismas tendencias o sus mismas enseñanzas. 
Hay ministerios de Raíces Hebreas con los cuáles tenemos nuestras reservas. 
Como está escrito, retenemos lo bueno y desechamos lo malo. 

Quiénes somos? Somos todo lo que Dios dice que somos. Somos descendencia de Abraham de entre las naciones con identidad propia. Genesis 17. NO SOMOS JUDÍOS. Mediante Jesucristo, nosotros como Olivo silvestre, Casa de Israel, somos injertados contra la naturaleza en el Olivo Real. Romanos 11:17-23. Mediante Jesucristo, somos incluídos en la ciudadanía de Israel, ya no ajenos a LOS PACTOS (no sólo el pacto), ya no ajenos a las promesas y con esperanzas y con Dios en éste mundo. Efesios 2:12

Importante también es aclarar que NO abrazamos el JUDAÍSMO. 

Los judíos son descendientes de la tribu de Judá. Cualquier persona descendiente de la tribu de Judá es un JUDIO. El judaísmo es la religión que practican muchos judíos, y también extranjeros cuando se convierten al judaísmo.  

Podrían haber judíos que no practican el judaísmo, sencillamente porque practican otra religión.

Yeshúa (Jesús) era JUDIO, no porque abrazara el JUDAISMO, sino porque era descendiente de la tribu de Judá. Yeshúa es el máximo exponente de la tribu de Judá, 100 % judío. El es el Rey soberano de todo Israel y del mundo completo, es nuestro Dios, Señor y Salvador, es el León de la tribu de Judá que ha vencido y el libro abrirá. Apoc 5:5. Pero El no vino a enseñarnos a abrazar el judaísmo, ni ninguna religión, El vino a enseñarnos a obedecer los mandamientos de Dios, vino a hacer un nuevo pacto y a morir por nosotros.  

Pablo NO ERA JUDIO, él era de la tribu de BENJAMIN, así que Pablo era un BENJAMINITA, (Romanos 1:11) pero Pablo abrazaba fieramente el judaísmo, muy celoso de las costumbres y tradiciones de sus padres (Filipenses 3:5-6), ANTES de conocer a Yeshúa. Y él así mismo se llamaba judío, por ser celoso del judaísmo. (Hechos 22:3)  Luego fué apartado por el mismo Yeshúa, llevado a Arabia, siendo enseñado por 14 años, él finalmente entendió que no debía abrazar el judaísmo y así enseñar el evangelio puro a los gentiles que se iban acercando a la fé hebrea.

Hermanos, el judaísmo es una religión muy celosa de la ley escrita o TORÁH, los escritos y los profetas (todo el Antiguo Testamento), también el judaísmo es muy celoso de sus leyes y mandamientos rabínicos: mandamientos de hombres, tradiciones y costumbres que están contenidas en la ley oral que se llama Talmud. 

Sin embargo algunas sectas del judaísmo acuden a la Kábala, Zohar, reencarnación y otras disciplinas místicas para interpretar la Toráh y terminan involucrándose en el ocultismo. Por demás está decir que nosotros consideramos ésto extremadamente peligroso.

Ok. Para hacer mas fácil ésta enseñanza llamaremos judíos a todos los que practican el judaísmo.

Los judíos dicen que la ley oral o Talmud fue dada por Dios a Moisés en el Sinaí, en el mismo momento en que se le entregó la ley escrita o Toráh, pero la historia nos dice que la ley oral o Talmud, fué escrita y agregada por sabios y rabinos con los años y efectivamente, se mantuvo en forma oral por miles de años, hasta que, probablemente en el Siglo V  D.C. fue compilada en varios libros escritos y hoy por hoy también ésta ley oral está escrita. Con éstos datos entendimos que los judíos (dentro del judaísmo) manejan perfecta y paralelamente dos leyes: la ley escrita o Toráh y ley oral o Talmud. 

Sin embargo, si leemos las Sagradas Escrituras, el Señor, nunca nos mandó a guardar la ley oral o Talmud. Sí mandó a guardar la ley escrita o Toráh, contenida en los primeros 5 libros del Antiguo Testamento. 

En todas las Sagradas Escrituras no existe un registro o una mención especial que nos ordene observar la ley oral o Talmud. 

Veamos una referencia muy interesante:
24 porque no pusieron por obra mis decretos, sino que desecharon mis estatutos y profanaron mis días de reposo, y tras los ídolos de sus padres se les fueron los ojos. (Desecharon la ley escrita o Toráh)
25 Por eso yo también les dí estatutos que no eran buenos, y decretos por los cuales no podrían vivir. Ezequiel 20:24-25.

Aunque Dios "permitió" estas leyes del Talmud, entendemos según el pasaje bíblico, que éstas leyes, que no son buenas, les fueron dadas al pueblo de Israel por la rebeldía y desobediencia a la ley escrita o Toráh.

Más sin embargo, la ley escrita o Toráh, va adquiriendo su relevancia y preponderancia en todo el Antiguo Testamento y también en el Nuevo Testamento. 

5 “Por tanto, guardaréis mis estatutos y mis leyes, por los cuales el hombre vivirá si los cumple; yo soy el Señor. (Levítico 18:5)

2 Guarda mis mandamientos y vivirás, y mi enseñanza como la niña de tus ojos. (Proverbios 7:2)

14 Tú, sin embargo, persiste en las cosas que has aprendido y de las cuales te convenciste, sabiendo de quiénes las has aprendido; 15 y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden dar la sabiduría que lleva a la salvación mediante la fé en Cristo Jesús. (De la CARTA de Pablo. 2 Timoteo 3:14-15. Notar que Timoteo sólo leía el Antiguo Testamento)

Ahora que sabemos que los judíos siempre han manejado las 2 leyes desde el principio, entendemos por qué para ellos son muy importantes los mandamientos rabínicos y las tradiciones. 
No es malo conocer el Talmud, PERO, no es bueno seguirlo. 
Otro detalle no menos importante, es que Jesús y Pablo en algún momento se apoyaron en la ley oral o Talmud cuando explicaron algo en la Palabra. Nomás para que entendamos que el Talmud tiene su mención. 

La explicación de los historiadores es que los judíos, por temor a  Dios, terminaron haciendo un muro alrededor de la ley escrita o Torah y agregaron miles de regulaciones y estipulaciones para prever que los mandamientos de la Toráh sean estrictamente cumplidos. Pero en ese temor, cometieron el error de AUMENTAR o agregar a la Palabra, específicamente a los mandamientos. Éste fenómeno se hizo muy pronunciado luego de regresar del exilio de 70 años de Babilonia.

Si bien está escrito:
2 No añadiréis a la palabra que yo os mando, ni disminuiréis de ella, para que guardéis los mandamientos de Jehová vuestro Dios que yo os ordeno. (Deuteronomio 4:2)

Nosotros hacemos una advertencia a gente que desea aprender la Toráh de Dios o la ley escrita, de no terminar siguiendo Talmud o el judaísmo. Hemos conocido a personas que se han desviado tanto que terminaron en el judaísmo, por eso contínuamente enseñamos sobre éste punto, tratando de aclarar toda duda. Gracias a Dios, la gente que está recibiendo nuestras enseñanzas, entiende perfectamente las diferencias y no confunden. 

Amamos a los judíos, amamos a Israel, oramos por ellos y creemos que entendemos dónde está el problema del judaísmo, sabemos que la salvación viene de los judíos, ellos son nuestros hermanos mayores y los respetamos creyendo que alguna vez Dios abrirá sus ojos y sus oídos, ya que el plan de redención para Israel es propósito de Dios desde el comienzo de los tiempos. 
Pero así también como los judíos aman a Dios y creen que tienen toda la verdad, teniendo sus errores, aquí en Occidente nosotros no deberíamos jactarnos de tener toda la verdad.  

Lo más razonable es que nosotros también tenemos errores en lo que aprendimos o creemos. IMPOSIBLE NO TENERLOS!! Deberíamos todos pensar en reconsiderar puntos y tener la capacidad de auditar nuestra vida espiritual.
Así que hasta hoy, la ley oral (el Talmud) sigue vigente con mucha fuerza para los judíos, muy especialmente en la comunidad religiosa. 
Jesús reprendió a los fariseos y escribas de su tiempo, cuando les dijo molesto que "porque, dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres..." Marcos 7:8. 
Jesús se refería a la ley oral, mandamientos de hombres que ellos seguían muy celosamente. Jesús se opuso firmemente a algunas leyes del Talmud, especialmente las que contenían mandamientos de hombres que estaban por encima de la ley escrita o Toráh. 

Por ejemplo, el tema de que Jesús sanó en sábado. Eso fue un escándalo. Otro escándalo: que en Sábado los discípulos tuvieron hambre y arrancaron las espigas de trigo para comer. El problema no fué con el pueblo, el problema fué con los RELIGIOSOS, los fariseos y escribas, muy celosos de la ley oral o Talmud. 

Los rabinos comenzaron con 39 prohibiciones de cosas que no se deben hacer en sábado y terminaron dando como 1500 leyes o mandamientos de cómo guardar el sábado. Cientos de prohibiciones, ritos, oraciones y mandamientos de cosas que se deben hacer o no se deben hacer en Sábado. Ésa era la interpretación rabínica, o los mandamientos rabínicos de cómo guardar el sábado. Así que según los fariseos Jesús estaba "quebrantando" el sábado, porque Jesús no se sometía ciertos mandamientos rabínicos, las leyes de los hombres. Vamos viendo cómo éstas leyes rabínicas son algo imposible de cumplir y no siempre agradan a Dios!! 

Para saber cómo Jesús profanó el sábado, tuvimos que ir al Antiguo Testamento, a la ley escrita o Toráh, donde se encuentran los mandamientos, y las prohibiciones. No encontramos que sanar, levantar una camilla o arrancar espigas en Sábado es profanar el sábado. Así que Jesús no estaba quebrantando la Toráh.  Buscamos y no hay detalles en la ley escrita o Toráh de cómo exactamente guardar el sábado, Dios sólo dijo que reposemos y dió algunas especificaciones. 
Los mandamientos de Dios no son gravosos, en algún momento Jesús dijo "porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga." Mateo 11:30.  Y esa fué unas de las luchas constantes (entre otras) hasta que Jesús fué llevado a la cruz.

La ley escrita (la Toráh) y la ley oral (Talmud). 
Éstas dos leyes son partes fundamentales de la cultura y creencias de los judíos y están íntimamente unidas, así que SIN FALTA deberían ambas, estar mencionadas de alguna manera en las Sagradas Escrituras, si es que creemos que la Biblia, en parte es la historia y la constitución de Israel. 

Por eso no podemos asumir, que cuando en el Nuevo Testamento dice "ley" sólo se refiere a la ley escrita o Toráh. 
CON TODA SEGURIDAD hay veces que dice "ley" y se refiere a la ley oral o Talmud.

34 vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice. (1 Corintios 14:34)

En ninguna parte de la ley escrita o Toráh, dice que Dios manda a callar a la mujer en la congregación, significa que éste NO ES MANDAMIENTO de Dios, así que ésto es ley oral o Talmud, ley de hombre. Pablo era experto tanto en la ley escrita como en la ley oral y debería haber tenido muchos motivos para dar ésta órden a las mujeres dentro del culto o servicio. Hoy día muchas denominaciones cristianas no permiten el liderazgo femenino en sus congregaciones a causa de éste versículo. ESTAN SIGUIENDO DOCTRINAS Y MANDAMIENTOS DE HOMBRE.

Los judíos saben muy bien qué es ley escrita y qué es ley oral. Dominan el tema. Es su sistema de creencias, desde miles de años  atrás. Y ellos saben diferenciarlas naturalmente cuando leen las Escrituras. A ellos nunca se les tiene que mencionar que si es Toráh o es Talmud. 

Pero nosotros no. Así que, hermanos, estamos en un gran problema. Aquí en Occidente para nosotros el concepto de ley es en el mismo sentido en todos los casos. No sabemos diferenciar una de otra. Y eso es muy grave.

Pablo también luchó contra el sistema religioso y contra ciertas leyes y ordenanzas rabínicas del Talmud. Pero a Pablo le fué más difícil, porque en su tiempo, los gentiles comenzaron a acercarse en masa a las sinagogas, para abrazar la fé hebrea y al Dios de Israel. No olvidemos Hechos 15. 

Los rabinos, viendo llegar a los gentiles a las sinagogas, imponían que para convertirse al judaísmo, tener acceso a las enseñanzas del Antiguo Testamento y para que sean salvos, los gentiles deberían practicarse la circuncisión HALÁGICA, según el RITO de MOISÉS y de allí debían cumplir TODA LA LEY, o sea toda la ley oral o Talmud, sometiendo a los nuevos creyentes a cargas tan pesadas que ni ellos mismos las cumplían! 

Ni el Rito de Moisés, ni la circuncisión halágica (que sólo era realizada por rabinos) estaban ordenadas en la ley escrita o Toráh, era cuestión de mandamientos y costumbres de hombres.
Ésa era y es la manera de conversión al judaísmo. Así que el converso al judaísmo está obligado a cumplir toda la ley del Talmud....hasta hoy.

De allí Pablo empieza a advertir a los gentiles de no hacerse éste tipo de circuncisión con los rabinos y de no comprometerse con el judaísmo y comenzó a viajar por todas partes para enseñar, sobre el concepto de no seguir el Talmud, y ser celosos de la libertad que tenemos en Cristo. 

Pablo estaba en contra de la circuncisión halágica (circuncisión rabínica) pero seguía predicando del mandamiento de la circuncisión abrahámica, la dada en Génesis 17, que es señal de pacto, señal de pertenencia a Dios por todas las generaciones.

11 Y yo, hermanos, si aún predico la circuncisión, ¿por qué padezco persecución todavía? Galatas 5:11. Reina Valera 1960

Pero los religiosos no aceptaron ésto, y todo resultó en que acusaron a Pablo de negar la circuncisión y por eso era odiado, y es odiado hasta hoy por muchos judíos.  

Una de las cartas donde más énfasis hace Pablo de cuidar de nuestra libertad en Cristo, es la carta a los Gálatas, donde menciona el "yugo de la ley", "el ayo de la ley", "las obras de la ley", etc, etc, o que "ya no estamos bajo la ley sino bajo la gracia". 

Estaba hablando Pablo de la ley escrita (Toráh) o de la ley oral (Talmud)?  
La investigación queda a cargo del lector. 

2 He aquí, yo Pablo os digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechará Cristo. 3 Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida, que está obligado a guardar toda la ley. 4 De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído. Galatas 5:2-4

Aquí vemos como Pablo está totalmente en contra de la circuncisión halágica, porque ésta llevaba directamente al judaísmo buscando justificarse por la ley (Talmud) y negando la gracia de Jesús, nuestro Salvador. Si uno se justifica por la ley oral, haciendo lo que manda (las obras, los ritos y tradiciones) habremos caído entonces de la gracia, porque no estamos siguiendo a nuestro Salvador, estamos obedeciendo al hombre y creyendo que somos justificados y salvos por obedecerla.

Lástima que cuando Pablo escribió la palabra "ley", nunca se nos aclaró de qué "ley" se trataba. 

25 Pero el que mira atentamente a la ley perfecta, la ley de la libertad, y permanece en ella, no habiéndose vuelto un oidor olvidadizo sino un hacedor eficaz, éste será bienaventurado en lo que hace. Santiago 1:25. 
El Salmo 19:7 dice también que "la ley del Señor es perfecta". O sea, dice lo mismo.  Así que vemos aquí muchas aparentes "contradicciones" con la carta a los Gálatas y otras cartas también. Ésto lo debemos resolver.  

Pero hoy hay tantos recursos en el internet para investigar. 
El celo del apóstol Pablo era que cuidemos nuestra libertad en Cristo, y no desligarnos de Él yendo detrás de costumbres y tradiciones de hombres.
Por todo ésto enseñamos a NO abrazar el judaísmo. 
En conclusión NO SOMOS JUDAIZANTES. 

Ahora bien, los mandamientos de Dios dados en la Toráh o la ley escrita, NO SON MANDAMIENTOS NI TRADICIONES dados por hombres, son dados y escritos por el mismo dedo de Dios. 

Nuestra conclusión es que hay tradiciones que NO ofenden a Dios y hay otras tradiciones que lo ofenden. Algunas tradiciones judías ofendían y aún ofenden a Dios, más no todas. Hay tradiciones que Dios aprueba y bendice, así como la forma de celebrar sus fiestas solemnes. 

En la ley escrita o Toráh, el Padre nos ordena celebrar SUS FIESTAS. Dentro de ellas tenemos al PESAJ, pero no nos dá detalles exactos. Por eso necesitamos tener una guía. 

Así que cuando vamos a celebrar PESAJ, tenemos libertad de hacer según la tradición judía o según cómo dispongamos. Tenemos libertad en Cristo y no hay imposiciones ni legalismos. 

Pero a nosotros nos alegra hacerlo según la tradición judía, porque es de esa manera que la celebraron Jesús y sus padres, María y José, mientras estuvieron en la tierra. 

40 El niño crecía y se fortalecía, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios estaba sobre él. 41 Iban sus padres todos los años a Jerusalén para la fiesta de la Pascua. (Lucas 2:40-41)
**Pascua = PESAJ

El asunto de la tradición es evaluar si ofende o no a Dios. 

Las tradiciones que guían a la celebración de las fiestas del Señor, obviamente son buenas tradiciones. Como Pablo, él sabía qué parte del Talmud estorbaba la ley escrita o Toráh, y qué parte estaba correcta o cuáles eran buenas enseñanzas o tradiciones.

En occidente también tenemos muchas tradiciones que ofenden a Dios y no las cuestionamos porque las hemos heredado de nuestros padres. 
Así como está escrito:
18 sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres.... (1 Pedro 1:18)

Queremos enseñar acerca de las fiestas a nuestras comunidades porque queremos agradar a nuestro Padre Eterno, el Dios de Israel. 

Queremos enseñar cómo Jesucristo, nuestro Salvador es el Centro de todas las Fiestas que ordenó el Padre al principio de los tiempos, por qué las fiestas del Señor traen multiplicación y por qué traen un gran Avivamiento en medio de su pueblo. 

Y como dice la Palabra....
16 Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo....( Colosenses 2:16)

COMUNIDAD DE GUERREROS ESPIRITUALES 
Ministerio Casa de Oración en Misión Avivamiento.
Directores Generales: Adolfo y Cristina Ramírez.
Raíces Hebreas: El Regreso a Casa. 
Memphis. Tennessee. USA.



Post a Comment

© Celebraciones y Acontecimientos.